Los alumnos de Educación Secundaria del Colegio CEU San Pablo Sevilla comienzan el curso

SEVILLA (2020.09.15) Los alumnos de Educación Secundaria del Colegio CEU San Pablo Sevilla han comenzado el curso de forma escalonada. El día 14 de septiembre fue el turno de los cursos impares, mientras que hoy -día 15- han empezado los de 2º y 4º de ESO.

Los estudiantes de esta etapa han iniciado las clases tras el comienzo de Educación Infantil, que tuvo lugar el pasado día 8 de septiembre, y de Educación Primaria, que empezaron de forma escalonada entre el miércoles -día 9- y jueves -día 10- de la semana pasada.

Gracias a una cuidada organización en el acceso, la entrada se ha producido de forma ordenada, siguiendo las indicaciones de los profesores y las flechas y señales colocadas en las instalaciones para facilitar que las tengan presentes durante todo el curso. Además, a la vez se estaba produciendo la llegada del resto de alumnos de Educación Primaria, por lo que ha sido fundamental la colaboración de niños, familias y profesores para que todo haya transcurrido con absoluta normalidad.

La directora del Colegio, Beatriz Tarifa; el secretario administrador del centro, Andrés Contreras, y el jefe de Estudios de Educación Secundaria, Gonzalo Arribas, han acompañado a los docentes durante la bienvenida a los alumnos.

Una vez dentro, los tutores de cada curso les han recordado que son “los mayores” del centro y que deben ser responsables con las medidas de seguridad, con el objetivo de mantener protegido el espacio en el que se encuentran. Estas normas ya fueron avanzadas a las familias antes de empezar las clases, cuando se hizo llegar a los padres un protocolo COVID-19. Entre otras cosas, se les anunciaba la creación de grupos de convivencia, referidos al colectivo de personas que habitualmente se relacionan entre sí por compartir la misma clase/curso. Asimismo, se daban indicaciones precisas del uso de espacios concretos, como vestuarios, comedor, aseos o instalaciones deportivas.

Los profesores han aprovechado también para animar a los alumnos ante un curso diferente, en el que tendrán que esforzarse no sólo en el terreno académico, sino también en mantener la alegría y el trabajo constante ante los retos que se vayan presentando. Una de las tutoras de 1º ESO pedía a sus alumnos “transmitir la alegría a través de los ojos, ya que con la mascarilla ocultaremos nuestra sonrisa”.

Educación Secundaria es la etapa de los grandes desafíos, puesto que durante la adolescencia se producen cambios importantes, en los que hay que ayudar a los alumnos a creer en sí mismos y a tomar decisiones que serán determinantes para su futuro académico y, más adelante, laboral.  Por ello, se hace especialmente indispensable la atención individualizada –una de las señas de identidad de los centros educativos de CEU Andalucía-.

Refuerzo en la estructura organizativa

Este año, con el objetivo de reforzar la estructura organizativa del colegio, se han realizado una serie de nombramientos que contribuirán al buen funcionamiento de cada una de las etapas, atendiendo a sus particularidades y necesidades específicas. En el caso de Educación Secundaria, Margarita García Laffite, ha sido nombrada coordinadora 1º y 2º de la ESO y Atención a las familias; y Juan Ignacio Antón, coordinador 3º y 4º ESO y coordinador TIC.

Un proyecto educativo comprometido con la excelencia

Desde el centro se desarrolla un cuidado proyecto académico bilingüe, que cada año registra el 100% de aprobados en las pruebas de Cambridge, llevando a cabo a su vez proyectos en el extranjero y ofreciendo la posibilidad de cursar el Bachillerato Internacional Dual.  A partir del curso 2021-2022 se podrán cursar en el centro los estudios de Bachillerato. 

El colegio prepara a los alumnos a través de programas de acción tutorial y técnicas de estudio; apoya la innovación y la investigación, poniendo en práctica programas de innovación educativa en la lectoescritura, el fomento de la creatividad, la utilización de recursos tecnológicos y el aprendizaje por proyectos. Asimismo, se hace una firme apuesta por la música, el deporte y el desarrollo de las artes, el gusto por la lectura, la oratoria, el fomento de hábitos saludables y el buen uso de las nuevas tecnologías. Por otro lado, ofrece una cuidada formación en valores cristianos, a través de su Servicio de Pastoral.

Con más de 1.000 alumnos matriculados -desde 1º de Infantil hasta 4º de ESO-, el centro se encuentra inmerso en un proceso de ampliación para responder al crecimiento natural de su comunidad educativa. Con las obras previstas, contará con una extensión aproximada global de 35.600 m2, tendrá una capacidad para 1.500 alumnos y hará posible incorporar el edificio de Bachillerato, que completará la oferta educativa escolar existente hasta ahora.