Cierre de una etapa y… ¡A por Bachillerato!

Los alumnos de 4º de ESO del Colegio CEU San Pablo de Sevilla celebraron su acto de graduación, con el que se despiden de Secundaria y se preparan para afrontar la última etapa escolar, Bachillerato.

El acto contó con la presencia de María José Bello, directora del Colegio CEU San Pablo Sevilla; Rafael Barea, subdirector del centro; Mónica Ureña, jefa de estudios de Educación Secundaria y Bachillerato, así como los tutores, docentes y personal del Colegio CEU San Pablo Sevilla, así como por las familias de los graduados.

La directora dio la bienvenida a los asistentes y compartió con todos la gran noticia de que el centro ha registrado el 100% de aprobados en selectividad, obteniendo además altas calificaciones que, sin duda, son una gran aliciente para todo el equipo que conforma el colegio.

La directora dio la palabra a Pedro Salazar, profesor de Matemáticas de 4º ESO y padrino de la promoción, que en su discurso recordó a los alumnos “la importancia de dar respuesta a tu verdadera vocación. No os preocupéis si al principio no tenéis claro qué hacer, siempre podréis replantearos las cosas y adaptaros a nuevas situaciones, seguid formándoos e id descubriendo a qué queréis dedicaros. Cuando lo descubráis, ¡id a por todas!”

A continuación, todos los alumnos recibieron una insignia como recuerdo de este día.

Galería de fotos

Irene Inglés de Béjar y Juan Luis Padura López, en representación de los alumnos, leyeron el discurso de despedida en el que se dirigieron uno a uno a todos los profesores que han tenido este último curso, destacando lo que han aprendido con cada uno de ellos, agradeciendo su apoyo constante y su forma de enseñar. Igualmente, hicieron referencia al sentimiento de pertenencia a la gran familia de CEU, de la que forman parte desde que empezaron a estudiar en el colegio, muchos de ellos con 3 años.

La docente Teresa Guerra tomó la palabra en nombre de los tutores del curso y comenzó destacando que “no es solo una alegría el cierre de esta etapa, sino también un orgullo el ver cómo los alumnos han crecido, madurado y conseguido los objetivos propuestos”. Agradeció a las familias la confianza depositada, a todo el equipo docente y directivo el trabajo diario, la entrega y el cariño y a los alumnos “por haber hecho que crezcamos como personas y como profesionales; por hacernos sentir que tenemos la profesión más hermosa del mundo”.

En su discurso, María José Bello felicitó a los alumnos por completar la etapa que dejan atrás y los animó a afrontar la recta final de la etapa escolar dando lo mejor de sí mismos. Igualmente, agradeció a las familias la confianza depositada y recordó a los recién graduados que ya forman parte de la gran familia CEU, “con la que compartís unos valores reflejados en nuestros colores: el rojo, del corazón que lo ponemos en todo lo que hacemos; el verde, de la esperanza puesta en un futuro prometedor; y el azul, del cielo, donde siempre debemos tener la mirada”.

Tras estas palabras, sonó el Gaudeamus Igitur y los himnos de Andalucía y de España, dando así por clausurado el acto. Tras lo cual, los alumnos sorprendieron a la directora y al equipo docente con una orla elaborada por ellos mismos.