Las obras de ampliación del Colegio CEU San Pablo Sevilla avanzan a buen ritmo

Se prevé que los aparcamientos y el nuevo acceso estén operativos a finales de noviembre

El edificio de Bachillerato se encuentra al 30% de su ejecución

Las obras en marcha representan una inversión global en torno a 15.000.000 €

SEVILLA (2020.09.22) El Colegio CEU San Pablo Sevilla ha iniciado el curso 2020/2021 con nuevos proyectos, entre los que destacan las obras de ampliación de sus instalaciones, que se están llevando a cabo para dar respuesta al crecimiento natural de alumnos, que ya sobrepasa los 1.000.

Cuando en 2017 se trasladó a su ubicación actual, un complejo educativo de 11.000 m² que acoge desde Educación Infantil hasta 4º de Educación Secundaria, se hizo con la previsión de que seguiría adaptándose a las necesidades de su comunidad educativa. Con las obras que se están llevando a cabo, el centro contará con una extensión aproximada global de 35.600 m², tendrá una capacidad para 1.500 alumnos y hará posible incorporar el edificio de Bachillerato, que completará la oferta educativa escolar existente hasta ahora.

Esta intervención se enmarca en las medidas que impulsa el modelo CEU Smart Campus, dejando patente el interés de CEU Andalucía por reducir el consumo de energía mediante instalaciones de alta eficiencia energética, además de disminuir las emisiones de CO² a través de una dotación de espacio ajardinado en la zona de acceso al nuevo edificio. Además, se realiza una clara apuesta por la innovación tecnológica con sistemas pasivos de control solar y térmico en la propia construcción.

Actualmente, las obras ejecutadas del nuevo edificio de Bachillerato están al 30%, mientras que los nuevos aparcamientos se prevé que estén listos a finales de noviembre. Para esas fechas estarán también finalizadas las intervenciones de conexión vial y puentes -ejecutadas a un 60%-, que mejorarán considerablemente la movilidad interna y externa del campus y que conectarán el Colegio con la entrada al Campus por la zona de la carretera de Bormujos-Bollullos, dando lugar a un doble acceso de entrada y salida.

Asimismo, la cubierta del patio de Educación Primaria ya está operativa -con 1.376 m²- y las instalaciones deportivas del Campus -que alcanzarán un total de 40.000 m²-, de las que también harán uso los alumnos del centro, siguen su curso.

Estas obras vienen a completar un complejo en el que se desarrolla un cuidado proyecto bilingüe que tiene como finalidad ofrecer una educación integral, académica y en valores cristianos. A través de una metodología innovadora e individualizada, se fomentan las capacidades del alumno y se le ofrecen herramientas que les ayudan a superar las diferentes etapas educativas, valiéndose de sus propios recursos.

Vuelta a las aulas con medidas de seguridad

Actualmente, todos los alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria reciben clases con absoluta normalidad en las aulas, adoptando las medidas de seguridad necesarias para garantizar su protección. El regreso al centro se hizo de forma escalonada los primeros días para evitar aglomeraciones y, cada jornada, se realiza la entrada de manera ordenada para mantener la organización.

Además de instalar señalización específica en el -ubicada en pasillos, escaleras, comedor, entrada de la iglesia, etc.-y de disponer un kit en cada clase -estará en la mesa del profesor y se compone de diferentes utensilios que reducirán los riesgos de contagio-, desde la dirección del centro se hizo llegar a las familias una Guía de Protocolo COVID, que recoge consejos y normas para hacer posible un correcto desarrollo del curso.

Como medidas generales, se recuerda la necesidad de la higiene de manos frecuente, de mantener la distancia de seguridad, del uso de mascarilla, de evitar tocarse la cara y de tener cuidado a la hora de estornudar o toser.

Entre la información facilitada a los padres de los alumnos, se explicaba que se crearían grupos de convivencia, referidos al colectivo de personas que habitualmente se relacionan entre sí por compartir la misma clase/curso. “El objetivo es mantener la unión de estos grupos evitando la interacción con otros grupos, delimitando zonas, asignando diferentes horarios, etc. De esta forma, se pretenden limitar las posibilidades de contagio y permitir una mejor localización de los riesgos en caso de casos posibles o confirmados”, se puntualizaba en el documento.

Cabe destacar que, además de todo ello, el centro educativo dispone de una enfermería, totalmente equipada y acreditada sanitariamente para una atención asistencial segura y de calidad.